Desde 2010, España incorporó a su legislación nacional un régimen de responsabilidad penal de las personas jurídicas, siguiendo la tendencia global que han seguido otros países. Así por citar sólo algunos ejemplos, los Estados Unidos de América, el Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, y Austria.El sistema de atribución de responsabilidad a las personas jurídicas se articula en función de criterios de “debido control” del cumplimiento normativo y la prevención del delito, lo que implica de facto una exigencia de carácter general que obliga a las empresas a implementar sistemas eficaces de supervisión y control, lo que frecuentemente se denomina por el término inglés de Corporate Compliance.

En este escenario trabaja el Grupo de Corporate Compliance de Verdegay Abogados, formado por un equipo de profesionales experimentados y altamente especializados en todas las ramas del Derecho implicadas en el asesoramiento jurídico a empresas, desde Urbanismo y Penal hasta Derecho Laboral o Mercantil.